Atención emprendedor: 10 tendencias empresariales que deberías conocer

tecnología, empresas, emprender, tendencias

Las ideas transforman. Eso es una realidad.  Pero, ¿qué nuevas ideas serán las que generarán cambios profundos en los procesos de las empresas y por ende de las personas que forman parte de ellas? En este artículo, que parte de unas jornadas realizadas por IDacción,  se resumen 10 procesos que desde ahora empiezan ya a influir  en la manera de entender los negocios y que, probablemente, terminemos aplicando en menos de 10 años.

1) OUTSOURCING /Externalización

A medida que una empresa crece, se le añade complejidad: aumentan los costes, la gestión, las incertidumbres… Este cambio es complicado y puede que a la empresa le llegue un momento de crisis, que culmine con su colapso. ¿Qué hacer cuando una empresa ha llegado a cierto tamaño y no consigue rendibilizar tanto como debería? Volver a lo esencial y dejar que otros se encarguen de lo que no funciona, es decir, externalizar. Porque una empresa, es como una mochila: lo que pesa e impide el paso ligero, es mejor que se encarguen otros. Yendo ligero de equipaje, y cargando con aquello que aporta rentabilidad, somos nosotros los que dirigimos a nuestro negocio y los que marcamos el ritmo: los demás ya nos seguirán.

2) TALENT MANAGEMENT – Gestión por competencias

Tradicionalmente, de un trabajador lo que valoraba eran las “hard skills”, es decir, las exigencias profesionales. Pero ahora, ya no son suficientes y cada vez más se toma en consideración las “soft skills”, o las habilidades para relacionarse con otros. Estas son mucho más complicadas de detectar pero ciertamente, más importantes, porque complementan las competencias y nos aseguran la excelencia. Ahora bien, ¿cómo lo gestionamos? Pues con la gestión de competencias, que nos permitirá analizar y describir mejor los puestos de trabajo, reclutar mejor a nuestros trabajadores, evaluar a nuestro personal, y remunerarlos según convenga.

3) CLOUD COMPUTING – Acceso transaparente

No hace mucho, las empresas contrataba un programador que nos vendía un programa para trabajar con él. Cada empresa tenía su ordenador y su servidor, un sistema bastante costoso. Ahora, los servidores desaparecen, nos quedamos con el ordenador, que lo guarda todo en la nube. Lo que parecía algo al alcance de grandes empresas se ha convertido en un servicio muy ventajoso para cualquier PYME: costes escalables (tanto consumo, tanto pago), accesibilidad universal, más rendimiento y más seguro. Pero subir al cloud debe ser un proceso razonado: primero, decidir y analizar qué información es necesaria. Seguidamente, abrimos un proceso Lean y eliminamos lo que no es útil. Una vez decidido con lo que nos quedamos, diseñemos como vamos a estructurar el cloud. Entonces, ya sí, podremos migrar la información.

4) TALENT MANAGEMENT – Mindfulness corporativo

Cuando hablamos de mindfulness nos referimos a un concepto que cada vez toma más protagonismo en las empresas: se trata de ser consciente de lo que estás viviendo y de estar sincronizados con presente que nos rodea. Por muy esotérico que suene, esto también puede aplicarse en el mundo empresarial, es el mindfulness corporativo, la capacidad para detectar las posibles amenazas y oportunidades y responder rápidamente. ¿Cómo? Centrándose en los trabajadores y en la gestión del talento, porque como más a gusto esté un trabajador, más rendimiento podrá ofrecer. ¿En que se basa? En 4 pilares:

  • La preocupación ante la incertidumbre: que se resuelve escuchando a tu entorno
  • La aceptación de la complejidad: evitando respuestas fáciles y estandarizadas
  • El compromiso con la resiliencia: saber adaptarse y plantearse un aprendizaje competitivo para asumir futuros retos de la organización
  • La priorización de la experiencia: escoger el que más sabe, y no el más debería saber

5) BIG DATA – Inteligencia competitiva

Hay muchos datos en Internet. Muchos. Por ejemplo, en YouTube, en un minuto, se suben 100 horas de vídeo. Pero cabe preguntarse, ¿los datos son información? No, porque la información es la interpretación de estos datos. ¿Cómo? Big Data: una inmensa caja en la que entran datos y hace un análisis estadístico que permite extraer conclusiones extremadamente concretas. Y, ¿qué beneficio tiene el Big Data para una pequeña empresa? Inteligencia competitiva, porque nos permite segmentar a nuestro cliente, a la vez que aún no está muy generalizado entre la competencia, lo que nos da una ventaja competitiva. Porqueel Big Data es como el sexo adolescente: todos hablan de ello pero nadie sabe realmente como hacerlo, y como todo el mundo piensa que todos los demás lo hace, todos afirman que lo hacen.

¿Crees que tu empresa puede aplicar hoy estas nuevas tendencias? En cualquier caso, para enfrentarse al cambio, es primordial conocer lo que puede gestarse y cómo adaptarlo a nuestras propias empresas. Y tu, qué nuevas tendencias añadirías a esta lista.

 

Artículo original publicado en IDNews