Innovación y propiedad intelectual, un matrimonio indisoluble

innovación, propiedad intelectual

El sistema jurídico de propiedad intelectual es necesario para fomentar la creación intelectual y la innovación, que permiten los avances tecnológicos y mejores procesos empresariales

En general, se considera que una “innovación” consiste en desarrollar una nueva idea y ponerla en práctica.  Es cierto, pero no es lo único. La innovación juega un papel decisivo en la estrategia competitiva de una empresa, ya que nos movemos en un entorno empresarial cuyo motor es el mercado y la necesidad de rentabilizar las ideas novedosas que suponen un cambio en la capacidad industrial de una empresa y por ende de la sociedad.

Este artículo se enfocará en esta faceta de la innovación en términos del “proceso que consiste en introducir productos (bienes y servicios) nuevos y valiosos en el mercado”. Es decir, el que media desde la idea o formulación del concepto inicial hasta el lanzamiento de un producto nuevo o perfeccionado en el mercado2, o al resultado de dicho proceso, para dar respuesta a las necesidades explícitas o implícitas de los clientes actuales o potenciales.

Dicho de otra forma, la innovación permite a la empresa proporcionar un nuevo valor añadido a sus clientes. En este contexto, “la mercadotecnia” consiste en entender ese nuevo valor añadido y comunicarlo a los clientes actuales y potenciales de una empresa para que se venda el producto.

Tipos de innovación

La innovación tecnológica se puede clasificar en función de distintos elementos: innovación en los productos frente a innovación en los procesos; innovación radical (básica o fundamental) frente a innovación incremental (mejora de un producto); e innovación rupturista frente a innovación continuista (secuencial y/o complementaria).

Otros tipos importantes de innovaciones (no tecnológicas) que no se derivan de la I+D en el ámbito científico o tecnológico pero que a menudo son fundamentales para comercializar de manera provechosa los productos y servicios resultantes de la inversión en I+D son los siguientes: la innovación en mercadotecnia, la innovación institucional, y la innovación complementaria.

 Sin embargo, este artículo se centrará en las innovaciones tecnológicas. En la actualidad, se suele reconocer que, dado que el entorno empresarial es competitivo y se basa en los conocimientos, la innovación tecnológica (que de ahora en adelante denominaremos simplemente “innovación”, para aligerar el texto) es un elemento determinante para el éxito de una empresa.

Innovación y propiedad intelectual

Pero existen opiniones divergentes entre los economistas y los encargados de la formulación de políticas en relación con el papel que desempeña exactamente la propiedad intelectual en la innovación.

Por una parte, en teoría el sistema de Propiedad Intelectural  se considera absolutamente necesario “para fomentar la creación intelectual en aras del interés público”, y por otra algunos observadores creen que, en la práctica, el sistema de Propiedad Intelectual. obstaculiza la competencia hasta tal punto que a menudo se considera que afecta negativamente a la innovación.

De ahí que sea necesario estudiar y revisar sistemática y periódicamente el uso real de las herramientas del sistema de propiedad intelectual. por parte de las empresas, para que los economistas puedan ofrecer orientaciones empíricas y basadas en pruebas a los encargados de formular políticas, que se basarán en ellas para adaptar el sistema de Propiedad intelectual a la necesidad de equilibrar el interés privado y público al fomentar la innovación y su difusión a gran escala en el plazo más breve posible. No obstante, en este artículo no se abordarán esos aspectos, aunque los mismos no dejan de ser muy importantes.

 Uno de los principales objetivos de una empresa que quiere sobrevivir y prosperar en la economía contemporánea es gestionar mejor su innovación que sus competidores.

El sistema de propiedad intelectual, cuando se usan eficazmente sus diversas herramientas, contribuye al proceso de acercamiento de nuevas tecnologías al mercado mediante la introducción de productos y/o servicios superiores.

Con el fin de explicar cuál es el papel de las herramientas del sistema de propiedad intelectual, en el artículo no nos limitamos a considerar la innovación tecnológica como meros descubrimientos tecnológicos radicales o incrementales, sino que planteamos la innovación tecnológica como un proceso interactivo compuesto por varias etapas. Se empieza formulando una idea/concepto novedoso y, paso a paso, se llega al éxito del lanzamiento y la comercialización en el mercado de un producto nuevo o perfeccionado.

Importancia

Dado que el éxito comercial de una innovación depende de varios actores, un uso eficaz de las herramientas de propiedad intelectual. ayudará en gran medida a reducir los riesgos que corran los distintos actores, de modo que luego puedan obtener beneficios razonables a cambio de su participación en el proceso. La propiedad intelectual. facilita en gran parte el proceso de introducción de la tecnología innovadora en el mercado, a la vez que cumple una función esencial en el fomento de la competitividad de las empresas basadas en la tecnología, ya comercialicen productos nuevos o mejorados o proporcionen servicios inspirados en una tecnología nueva o mejorada.

 Para la mayoría de las empresas basadas en la tecnología, una invención exitosa permite trabajar con mayor eficacia o comercializar un nuevo producto. Gracias al valor añadido obtenido, la mayor rentabilidad de la empresa conlleva un aumento de sus ingresos o de su productividad.  ¿Todavía duda de la importancia de proteger jurídicamente la innovación?

Fragmento del artículo de Christopher M. Kalanje, Consultor de la División de Industrias Creativas de la OMPI