¿Cuánto cuesta registrar una marca o una patente en Panamá?

registrar, marcas, Panamá

Un total  de 9 mil 144 marcas y 326 patentes de inventos se registraron en Panamá en 2013

En el Departamento de Patentes de Invención se reconocen derechos sobre cuatro creaciones diferentes: una es la invención reconocida a través de la patente, otra es la invención menor que se reconoce a través del modelo de utilidad (como un accesorio para un aparato que ya existe), la tercera es el modelo industrial (protege la parte externa de objetos o forma del objeto) y la cuarta es el dibujo industrial (combinación de líneas y colores que se aplican a un objeto como el diseño de una vajilla y telas).
¿Qué es lo que hace un derecho de propiedad  industrial? Permite a su titular  explotarlo en exclusiva, teniendo en cuenta que dependiendo del producto patentado requiere de la autorización de otra instancia para comercializarlo, y en ese caso tendrá que ir a solicitar su servicio de comercialización como medicamentos o agroquímicos.
Leonardo Uribe, director general del Registro de la Propiedad Industrial del Ministerio de Comercio e Industrias (Mici), explica que para proteger alguno de estos derechos se tiene que hacer una solicitud a través de un abogado, quien deberá llenar un formulario y presentar el poder que le otorga el dueño o creador de la invención. Ambos documentos deben ir acompañados por $8.00 de timbres.
La tarifa del abogado para sacar  una patente puede estar entre $400 y $700, el que  deberá presentar la descripción de la invención, que se protege por 20 años; mientras que el modelo de utilidad  es por 10 años.
Por los primeros cinco años para una patente de invención se pagan $128.50. Por el segundo y tercer quinquenio se pagan  $200 por cada uno, y por el cuarto $300. Es  decir que por los 20 años se tendría que pagar alrededor de $800.
Para el modelo de utilidad se paga  $78.50 por los primeros cinco años, por el segundo quinquenio se paga  $100.
Al vencer este tiempo pasa a dominio público, al igual cuando vence el plazo de la patente, o cuando se deja de pagar por  este derecho.
En el modelo y el dibujo industrial se protege cada uno por 10 años, que son prorrogables por cinco años. En ambos casos se paga $78.50 por los cinco primeros años, y por los otros cinco años se paga $100.
En el caso de las marcas,  el formulario es diferente de las patentes de invención, aunque también se tiene que contratar a un abogado  e igualmente este debe llevar el poder para hacer la solicitud.  El representante legal  debe hacer una declaración de uso de la marca, presentar tres copias de etiquetas de logotipo, clasificar la marca, es decir para qué clase de productos o servicios se utilizará (clasificación de Niza).
A diferencia de las patentes de invención que caducan a los 20 años  y no se pueden prorrogar, la marca se protege por 10 años, se paga  $128.50 y a los 10 años se puede volver a renovar pagando la suma de $122.50.
Para Jessica Atencio de Jaén, jefa del área de Propiedad Intelectual del Bufete Candanedo, el registro marcario e inclusive el registro de una patente de invención no son caros considerando el término por el cual se otorga el derecho.
No obstante, opina que este tema se vuelve complejo y se hace costoso cuando se trata de comercializar el producto con la marca en el extranjero y de explotar comercialmente el invento, ya que el registro es territorial y el dueño de la marca/patente debe registrarla en el país o países que le interese comercializar, comenta la ejecutiva.
Período de trámite
El proceso de tener una patente de invención toma entre dos años y medio para las solicitudes que vienen del extranjero  y cuatro años para los panameños, según indica Uribe.
Para María Arrocha, directora y creadora de Arrocha, Castrellón y Asociados, el proceso de una patente  es más extenso y complejo, ya que hablamos de la valoración técnica de una invención, siendo sus requisitos: la novedad, la aplicabilidad industrial y no ser obvia para una persona del campo.
En tanto, Uribe dice que la diferencia  entre las solicitudes de afuera y las locales es que  la  Ley No.  35 del 10 de mayo 1996, modificada por la Ley No.  61 del 5 de octubre de 2012,  permite usar exámenes que se hayan hecho en otras oficinas [exterior].
La oficina donde se hizo esa solicitud primero publica el informe de patentabilidad  el cual se analiza, y si se considera se valida.
En cambio, en el caso de Panamá, los examinadores deben entrar a ese mundo de base de datos de patentes a analizar si existe alguna invención igual o parecida a la que se pretende patentar y “este trabajo toma su tiempo”, dice el funcionario del Mici.
Originalmente publicado en Martes Financiero